ico islafmvivo

logo diario2

ÚLTIMAS NOTICIAS
 
icon redes
Judiciales
Declararon las víctimas en la primera jornada del juicio por el asalto al Obispado
Por el hecho se encuentra imputado Gabriel Vargas. El debate se ventila en la Cámara Penal Nº 3.

Juicio-Obispado-2

Durante la primera jornada del juicio por el violento asalto al Obispado que se lleva a cabo contra Gabriel Vargas declararon varios testigos, entre ellos las víctimas del hecho ocurrido el 27 de septiembre de 2013.

También, prestó declaración el cocinero del Obispado, de apellido Toledo, quien en un principio estuvo ligado a la investigación, pero finalmente se determinó que no tuvo participación en el asalto. El empleado fue fundamental para ubicar al único imputado en el lugar de los hechos.

En su testimonio, el cocinero describió que meses antes del asalto, una empleada del Obispado que se encargaba de la limpieza le comentó que habría un asalto en la institución pero que a él no le iba a suceder nada.

Luego de unos días la mujer le habría dicho que todo se trataba de una broma, pero finalmente el asalto ocurrió. Durante la instrucción de la causa, Toledo fue sindicado como posible partícipe al brindar información sobre los movimientos en el lugar.

Luego de Toledo, fue el turno de los sacerdotes que se encontraban en el Obispado al momento del asalto. Las víctimas coincidieron en que eran como mínimo tres los asaltantes, ya que pudieron identificarlos por las voces, aunque no pudieron ver sus rostros.

En este sentido, el presbítero Julio Quiroga Del Pino declaró que se encontraba durmiendo la siesta cuando los asaltantes ingresaron al lugar.

“Cuando me desperté sentí que me apoyaron algo en la cabeza, de metal, frío y de inmediato me dieron vuelta”, agregó. Durante su relato dejó en claro que fue maltratado por los delincuentes durante el tiempo que duró el asalto: “Pensé que todo terminaría en un disparo”.

Por su parte, el padre Juan Nicolás Orquera, contó que fue maniatado boca abajo por lo que no pudo identificar los rostros de los delincuentes. “Cuando se fueron comencé a tratar de moverme hasta que me solté”, recordó.

El último testigo en declarar fue Pablo Calderacci, un empleado de Obras Públicas, quien llegó al Obispado en el momento en que los maleantes se escapaban. Calderacci manifestó que pudo divisar de frente sólo a uno de los delincuentes, y aseguró que se trataba de un hombre de unos 50 años y que le resultó extraño que dejaran andando la camioneta y se fueran a pie.

banner laislafm

BANNER GOBIERNO VIVIENDA

global creditos enero 01

municipalidad capital colonia 300x300 colonia

banner missing children 2021

banner colegio medico

banner gobierno incendios forestales

banner eca

BANNER NUBE ROSA NUEVO

BANNER GOBIERNO MINERÍA

banner escuela odontologia

Banner Chicos Sin Alcohol verano

BANNER GOBIERNO HACEMOS CATAMARCA

banner opcion 300

BANNER GOBIERNO RECORRE CATAMARCA

BANNER DISENO LASER

banner ingenio