ico islafmvivo

logo diario2

ÚLTIMAS NOTICIAS
 
icon redes
Crisis Migratoria
Con la tensión al máximo, la UE volverá en una semana a intentar repartirse a 120.000 refugiados
Tras una nueva cumbre fallida, en medio de un clima de recriminaciones cruzadas y del alarmante crecimiento del número de migrantes muertos, la UE convocó hoy a otra reunión ministerial para el próximo martes.

Refugiados-2

La Unión Europea volverá a intentar repartirse 120.000 refugiados, menos de un tercio de los que ya entraron en 2015 al continente.

La Presidencia luxemburguesa de la UE anunció vía Twitter que no esperará hasta la próxima cumbre del 8 de octubre y que volverá a reunir a los ministros del Interior del bloque en Bruselas en una semana para romper la parálisis de los últimos meses y aprobar la distribución de una parte importante de los refugiados recién llegados.

Mientras los gobiernos de los países europeos se enfrascan en una pulseada política y cerca de un tercio de los miembros de la UE levantan controles policiales o cierran sus fronteras, miles de refugiados desesperados siguen intentando llegar al Viejo Continente, en condiciones cada vez más peligrosas.

Hoy al menos 24 refugiados, entre ellos cuatro niños y 11 mujeres, se ahogaron en el mar Egeo, luego que las dos embarcaciones en la que intentaban llegar de las costas del sur de Turquía a la isla griega de de Kos se hundieron, según informó la Guardia Costera turca, citada por la agencia de noticias local Dogan.

Según el gobernador de la provincia turca de Mugla, desde donde partió una de las naves, Amir Cicek, el barco era de madera y, pese a que tenía capacidad para 60 personas, "habían 271 a bordo".
Murieron ahogados 22 y los restantes 249 fueron rescatados.

Además, una segunda embarcación precaria que zarpó de la provincia turca de Izmir con 13 personas a bordo naufragó a los pocos kilómetros en el mar Egeo y dos refugiados sirios murieron ahogados, según informó la agencia de noticias EFE.

El domingo pasado otro barco de madera se hundió en esas mismas aguas y 34 refugiados no lograron resistir hasta que llegara la Guardia Costera griega. Entre los muertos habían 14 menores y bebés.

Desde el comienzo del año, más de 464.770 refugiados e inmigrantes llegaron a las costas sur de Europa y más de 2.800 fallecieron en el intento, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

A la falta de voluntad política demostrada en las recientes cumbres de la UE, se sumaron esta semana las decisiones individuales de muchos de los estados miembros de bloquear u obstaculizar el avance de los refugiados a través de sus fronteras.

Desde hace meses la ruta privilegiada de los refugiados que llegan escapando de guerras y conflictos en Medio Oriente comienza por tierra hasta Turquía, de ahí continúa por el mar Egeo y una vez en Grecia suben por el continente a través de los Balcanes, Hungría, Austría y, finalmente, Alemania o los países nórdicos.

Durante dos semanas, y pese a algunas interrupciones, estos países habían abierto sus fronteras para que miles de refugiados cruzaran diariamente y llegaran a los países más ricos del continente, donde los recibieron cientos de ciudadanos con carteles de bienvenida.

Sin embargo, en apenas 24 horas muchos de estos mismos países cerraron o levantaron controles en sus fronteras y dejaron en vilo a los miles de refugiados que siguen avanzando desde el sur europeo.

Hungría selló completamente su frontera con Serbia y anunció que hará lo mismo con Rumania, mientras que Austria, Alemania, Finlandia, Holanda y Dinamarca movilizaron a cientos de policías para restablecer controles en sus límites territoriales. República Checa y Eslovaquía adelantaron que harán lo mismo.

Por ejemplo, a partir de ahora, en la frontera con Austria las personas que pidan asilo político serán enviados al principal centro de refugiados, en Traiskirchen, al sur de Viena. En cambio, los que quieran seguir hacia Alemania, serán alojados en uno de los nuevos centros improvisados, donde deberán esperar que su viaje sea autorizado.

Estos nuevos controles fronterizos ya provocaron que cerca de 20.000 refugiados quedaran varados hoy en Austria.

Otros cientos de refugiados estaban en una situación similar en Estambul, Turquía.

Una pequeña multitud, en su mayoría refugiados sirios, protestó hoy en la estación central de colectivos de Estambul porque, según denunciaron, las autoridades dieron la orden de no vender pasajes a ciudadanos sirios para ir a Edirne, la última ciudad turca antes de las frontera con Bulgaria y Grecia.

"Estoy aquí sentado desde ayer. Pregunté a todos los vendedores, pero me dijeron que la Policía les había ordenado no vender a sirios", contó uno de los refugiados al diario español El Mundo.

"Claro que hay buses, los veo cada día porque trabajo cerca de aquí, pero no para sirios", agregó Yanen, un joven kurdo consultado por el mismo diario.

Tras la seguidilla de naufragios en el Mar Egeo, muchos refugiados que escapan de guerras y conflictos en Medio Oriente ya no confían en esa corta pero mortal ruta marítima hacia las islas griegas, y prefieren seguir por tierra hasta la frontera norte de Turquía con Grecia y Bulgaria, dos países de la UE.

Bulgaria ya valló esa frontera, mientras las autoridades turcas reforzaron los controles policiales a lo largo de su límite norte con el bloque europeo, a donde hoy llegaron varios miles de refugiados, principalmente en colectivos y autos.

Tras un nuevo intento fallido de la UE de coordinar una política común de asilo político, la cascada de anuncios unilaterales y de recriminaciones recíprocas de los gobiernos europeos se multiplicó.

"Ayer Europa volvió a hacer el ridículo", sentenció hoy el vicecanciller y líder socialdemócrata alemán, Sigmar Gabriel, que calificó a la actual crisis de refugiados como "una amenaza mayor para Europa que la crisis de Grecia".

Pese al enojo de Berlín y de otros vecinos, la UE parece estar lejos aún de consensuar una respuesta común para los cientos de miles de refugiados que llegaron este año a Europa buscando un futuro en paz.

Hoy hubo un debate sobre el tema en el Europarlamento y según una de las representantes de la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) que participó del encuentro "la sala estaba vacía".

"Es una lástima que a los legisladores europeos les importe más comer que los refugiados", sostuvo la coordinadora de Emergencias de MSF, Lindis Hurum.

"El estado en que he visto el parlamento es una buena demostración de que las negociaciones (en Europa) están desconectadas de la realidad", agregó.

En este contexto, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aprovechó una reunión que mantuvo hoy en Washington con el rey Felipe VI de España para llamar a la cooperación internacional ante la crisis de refugiados sirios.

Obama se reunió con el monarca por la tarde en la Casa Blanca y los dos discutieron la importancia de trabajar juntos para garantizar que los refugiados están seguros y son tratados con "humanidad compartida".

El mandatario norteamericano dijo que la cooperación debe extenderse a la fuente de la crisis de refugiados y resolver los problemas en Siria, sumida desde marzo de 2011 en un sangriento conflicto interno en el que murieron 300.000 personas, 7.5 millones de desplazados y cuatro millones de refugiados.

Obama estimó que es importante además que Estados Unidos acoja a su porción de refugiados sirios.

Estados Unidos es el mayor donante de ayuda a Siria y desde que comenzó el conflicto en el país árabe, ya donó más de 4,000 millones de dólares en asistencia humanitaria. De esa asistencia, unos 1,900 millones de dólares han ido "directamente" a apoyar a los refugiados sirios en países vecinos.

Fuente: Telam

banner laislafm

banner rosario de hombres

BANNER GOBIERNO VIVIENDA

banner global creditos

MUNICIPALIDAD RED CIRCULAR

banner missing children 2021

banner eca

BANNER NUBE ROSA NUEVO

BANNER GOBIERNO MINERÍA

banner escuela odontologia

Banner Chicos Sin Alcohol verano

BANNER GOBIERNO ObrasParaLaGente

banner opcion 300

BANNER GOBIERNO RECORRE CATAMARCA

BANNER DISENO LASER

banner ingenio