Economía  |  Política  |  Información General
    
Agregar Página de Inicio Agregar Favorito
   
   

 

Secciones | La Cara Oculta

Miércoles 01 de diciembre de 2010

   
   

¿A dónde van a parar los desechos cloacales?


Al parecer, el municipio y particulares de un “resto bar” ubicado en la cumbre de El Jumeal disputan mediáticamente cómo habilitar al comercio en tierras fiscales, pero nada se dice de lo más importante: ¿a dónde van a parar los desechos cloacales del comercio gastronómico?, ya que en esa zona no hay red cloacal.

Muchos catamarqueños se preguntan a esta altura cómo un grupo de empresarios construyeron un comercio en tierras fiscales, nada más y nada menos que unos 10 mil metros cuadrados, lograron su habilitación y ahora pretenden que el lugar ubicado en la cumbre de El Jumeal sea habilitado para realizar bailes y se dé en dación más espacios fiscales para construir una inmensa playa de estacionamiento.

Por todos es conocido que los espacios de la ruta de El Jumeal son limitados a la vera de la misma, ya que es zona de montaña, que de estacionarse vehículos en la exigua banquina no permitiría la circulación de quienes de día o de noche, como es lógico, utilizan las sendas para hacer bicicleta, pedestrismo, caminatas en familia, niños mediante, lo que haría imposible que ese lugar en toda su extensión sea destinado a playas.

Pero más allá de ello, incógnita de miles de catamarqueños es a dónde va a parar los residuos cloacales del restaurant, bar o como desee le llame sus propietarios, quienes aseguran que cuando estuvo habilitado permanentemente habían unas 600 personas, por lo que vecinos se preguntan si esos residuos patógenos no van a parar en las alicaídas aguas del embalse.

Muchos recuerdan los inconvenientes que tuvieron quienes quisieron instalar un simple kiosco de chapa en el lugar, ya que no había posibilidad de construir sanitarios al carecer de red cloacal.

En síntesis, alguien, entendemos que el municipio, debería revisar la sesión de las tierras más allá de cualquier emprendimiento y fundamentalmente el tema de los sanitarios, ya que no se trata de habilitar baños, sino a dónde van a parar los residuos de los mismos, cosa que el agua de El Jumeal pueda ser consumida con absoluta tranquilidad por los vecinos de los barrios Ocampo, La Gruta y otros.
 
 
 
Año V | Copyright 2005-2009 EDITORIAL LA ISLA | Todos los derechos reservados
República 530 - Oficina 6 | Tel.: 03833-425626